Volante sobre la incidencia del magisterio oaxaqueño en las próximas elecciones.

01 de marzo del 2016

A las bases del Magisterio Democrático:

Como cada 6 años, se acerca en Oaxaca una vez más la farsa electoral que pretende colocar nuevo gobernador con el discurso populista de siempre y bajo distintos matices, aparentando llenar las urnas de votos y tratando de legitimar un candidato impuesto. Por un polo ya se hace sonar la hambreada y ambiciosa avalancha que pretende descargar el priísmo y la familia Murat contra el pueblo trabajador, buscando sumar mayor poder político y financiero al que ya tienen. La izquierda electoral supuestamente confrontada con la vieja y fortalecida derecha priísta, llega completamente dividida (PRD con su tradicional alianza y MORENA como los referentes más cuantiosos, sin descartar una probable tercer candidatura que vaya por la “independiente”), prometiendo ellas acabar con los males que la maquinaria del dinosaurio ha provocado. Dentro de este contexto, diversos grupos a lo interno de la Sección XXII y del movimiento social que han sido histórica y recientemente beneficiados por prebendas electorales y recursos financieros del erario, saltan una vez más por lo que llaman “participación consciente” en los próximos comicios, generando un voto de castigo contra los firmantes del “Pacto por México”, traduciéndose así, dicha invitación un respaldo para el Morena de AMLO o la probable “independiente”. No dudamos que detrás de ambas propuestas haya militantes honest@s y comprometid@s, pero planteemos algunos cuestionamientos que más allá de ser pesimistas pretenden colocar la atención en algunos puntos clave.
·                     ¿Qué garantías ofrecen las dirigencias de estas propuestas electorales para blindarnos y luchar contra la crítica situación de miseria y violencia que se vive en el país? Recordemos que en Guerrero, donde el exgobernador y un presidente municipal (ambos del PRD), con todo y el aval de AMLO para ser votados fueron cómplices de Peña al desaparecer a 43 compañeros normalistas y sumir en la incertidumbre a sus familiares. Este hecho se suma al proceso del sexenio pasado en Oaxaca, donde López Obrador pidió el apoyo a la Sección 22 para dar el voto de castigo contra el PRI y  favorecer a Gabino Cue para encerrar a los responsables de la represión del 2006, y quien ya estando en el gobierno incluso los exoneró, como lo podría comprobar la puesta en libertad de Bulmaro Rito Salinas.
·                     ¿Cómo pretenden AMLO o las cúpulas de la “izquierda” electoral frenar la reforma educativa con ex militantes priístas entre sus filas, además de que cuando estuvo en sus manos no propuso la actual alianza para luchar en contra de los ataques de Gabino Cue contra el magisterio y hoy la pone sobre la mesa con meras intenciones electorales? ¿Por qué no propuso anteriormente una alianza para movilizarse contra la creación del nuevo IEEPO, contra la militarización de la entidad, por la libertad de los presos políticos, por el regreso de los exiliad@s o el cese al clima de persecución?
·                     En el mejor de los casos, suponiendo que sus compromisos fuesen efectivos para con los intereses de la clase trabajadora y sectores oprimidos ¿qué probabilidades tienen estas propuestas electorales de ganar la contienda después de 3 evidentes fraudes presidenciales casi consecutivos, prácticamente dejando pasar el último sin haber convocado a ninguna movilización de  masas? ¿O es que si se vuelve a repetir el fraude en las elecciones a las gubernaturas, AMLO las peleará como no lo hizo con la presidencial del 2012, sumado al factor de que ahora su sanguinario contrincante se encuentra en el poder?

No pretendemos satanizar el sufragio o afirmar que las bases que deciden votar en su momento no posean las cualidades de honestidad y combatividad, pero sí que los que los votos “castigo” y de “conciencia” no son más que castillos en el aire mientras pretendan llevar al segundo plano la movilización y la lucha de las y los trabajadores contra el capital. Debemos tener presente que todas las victorias que se han obtenido como CNTE-Sección 22 durante más de 35 años de lucha han sido por las movilizaciones históricas de la base trabajadora confrontándose muchas veces con los partidos políticos burgueses. AMLO, junto con las “nuevas” propuestas y partidos electorales, piden de una vez más la alianza con la Sección 22, prometiendo frenar la reforma educativa y asegurando no haberse sumado al Pacto por México, pero el actuar burocrático y omisivo de sus dirigencias apuesta a un grado enorme de ingenuidad o complicidad en el peor de los casos, arrastrando con ello a las bases de diversos sectores sindicales o en lucha ante dicha una realidad no muy diferente a la que promete la derecha, lo cual ya se dejó ver con la ligereza y falta de seriedad que se le dieron a los principios rectores en las elecciones pasadas a gobernador en nuestra entidad o con el duro golpe que se le dio al SME al desaparecer Luz y Fuerza, después de que un amplio sector de este confiara en las cúpulas reformistas*. La independencia política del magisterio es imprescindible para seguir con un movimiento firme y honesto, las urnas no han demostrado ser del todo efectivas últimamente, pues confiar ciegamente en ellas es caer en un juego en el que podamos perder más de lo que hasta el momento se ha conquistado, posiblemente ocurriendo otro proceso parecido al del 2010 en Oaxaca. Se necesita el fortalecimiento de la formación política y el impulso de la base trabajadora que comprometa verdaderamente a sus dirigencias para elevar la tan ya aclamada huelga hacia un gran movimiento obrero, buscando la unidad con referentes honestos y verdaderamente revolucionarios. La reorganización de la base magisterial debe ser la consigna, unida contra la embestida del estado capitalista y sus diferentes herramientas, entre las cuales... sigue figurando el oportunismo.


"Si las desfavorables relaciones de fuerzas no permiten conservar las antiguas posiciones políticas, por lo menos hay que conservar las posiciones ideológicas, pues la experiencia tan cara del pasado se ha concentrado en ellas." L. Trotsky


*Después de una mínima edición digital decidimos cambiar "electorales" por "reformistas".